Buscanos en las redes

Espectáculos

Damián Betular, el chef preferido de MasterChef reveló porque hacía tantos gestos

El pastelero explicó que sus gestos surgieron espontáneamente por su amistad con el director y quedaron para siempre en el programa de cocina

Compartir en redes

Publicado

el

Damián Betular se ha convertido es uno de los chefs mas queridos por el público. Poco a poco fue soltándose en su carrera como jurado y mostró su lado más verdadero. Nos hizo morir de la risa con sus gestos y sus bailes en las cocinas de MasterChef Celebrity. Uno de los capítulos más graciosos es en el que le grita a Gastón Dalmau para que use un cuchillo y Donato lo agarraba por atrás para que no se saque de quicio.

Recordemos que Damián Betular ya había sido jurado en Bake Off, también de Telefe pero ahí era un poco más duro con los cocineros amateurs y más cauto. Pero ahora en MasterChef Celebrity dejó de lado su timidez y se mostró tal cual es. Ya no es ese jurado serio con devoluciones duras, muy acartonado, ahora es él, Damián. Así conquistó al público con sus graciosísimos gestos y sus desopilantes juegos.

El pastelero se ha convertido sin dudas, en el favorito del público, o al menos eso lo dicen los miles de memes que hay con su cara o algunas de sus frases. Ahora por fin contó la verdad acerca de sus gestos, que a veces eran un poco crueles, cuando Germán Martitegui daba sus devoluciones. Pero lo cierto es que no había nada de maldad en sus intenciones y simplemente era porque se divertía con su compañero.

Damián Betular se empezó a mostrar cada día más fiel a su personalidad, con su estilo propio. Además de sus divertidas actuaciones con los participantes, los gestos cuando su compañero de jurado Germán Martitegui daba sus devoluciones se han convertido en su verdadera marca registrada. Así es que el queridísimo Betular contó cómo se fueron dando sus locuras, mirando directo a cámara lo que al público le encantaba.

La verdad de sus gestos

«Era una joda que tenía con el director, que Germán (Martitegui) decía algo y nosotros nos hacíamos caras de complicidad. En realidad, no está en el formato de MasterChef que ningún jurado hiciera caras pero era un código entre nosotros que se empezó a usar en la edición. Yo no tengo Twitter pero Germán me mandaba las fotos y nos divertíamos mucho. Es un programa sano hecho con dedicación y con amor», confesó.

Compartir en redes
Continuar leyendo...
Comentar...

Deja un comentario

Copyright © 2021 - diario24.ar