Buscanos en las redes

Espectáculos

María Becerra pasó por Los Mammones y recordó el papelón que pasó cuando conoció a su novio

Se trata del cantante Rusherking. La trapero lo había conocido en un campamento de música.

Compartir en redes

Publicado

el

Con un estilo único y espontáneo, María Becerra cautivó a todos en su paso por Los Mammones, programa que se diferencia en la televisión argentina por ser el único que les da un enorme lugar a los artistas para mostrar lo que fueron, en lo que están y en su futuro. Conducido por Jey Mammon. El pasado viernes, la joven de tan solo 21 años que triunfa en el mundo de la música y se diferencia en el género urbano. Recordó su infancia y su sus inicios como youtuber, habló de sus colegas Tini, de Lali y del Duki y recordó el papelón que vivió cuando conoció a su novio, el cantante Rusherking.


María Becerra recordó sus monólogos y sketches


A medida que se desarrollaba la charla, la cantante quilmeña dejó de lado esa timidez que la caracteriza y se remontó a sus 15 años, cuando subía monólogos y sketches, y poco tiempo después se convirtió en la artista argentina más escuchada en Spotify. “Se me cruzaron las personas indicadas y las oportunidades. Tuve mucha suerte, las cosas se dieron tal cual, fui atando cabos y las cosas se pudo dar. Hubo mucha gente que confió en mí”, reconoció la cantante a modo de agradecimiento y dejó un consejo para las chicas que la admiran y sueñan con convertirse en artistas: “Si les gusta, que le manden mecha”.

El papelón que pasó el día que conoció a su novio, el cantante Rusherking


Luego habló su novio, el cantante Rusherking que dejó el relato picando para que complete cómo se conocieron. Otra vez la secuencia fue de festejo y algunos tragos, en un campamento de música en el que coincidieron. “Ahora estoy en confianza y hablando, pero hace unos añitos era súper tímida. Cantaba las canciones y el resto del tiempo me bajaba la capucha”, reconoció María.

Así estaban las cosas hasta el último día del campamento. Fiesta de despedida, algunas copas para tomar confianza. “Yo lo venía viendo a él todos los días y dije ‘hoy lo encaro’. Le toqué el hombro y le digo: ‘Disculpame, la verdad que me fascina tu acento cordobés’. Él me mira y me dice: ‘Yo soy santiagueño’ y se dio vuelta. ¡Me cortó el rostro!”, remató provocando las carcajadas en el estudio.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar