Buscanos en las redes

Espectáculos

Fuerte situación: Eduardo Feinmann habla de quiénes quieren dominar el control aéreo

En medio de la temporada se desató una pelea de todos contra todos

Compartir en redes

Publicado

el

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, debería devolver una parte de su sueldo: el porcentaje que le correspondería por gobernar, regular y controlar el mercado aéreo. «Desde que asumió sabía que sólo le tocaba firmar las normas que le llegarían redactadas. Quizás, ese monto, se lo debería entregar al senador Mariano Recalde, que no es ministro, pero hace las veces de hombre fuerte en el mundo de los aviones.» Comienza a analizar Eduardo Feinmann, famoso periodista y presentador.

El dirigente de La Cámpora tendría que darle, aunque sea la mitad, al líder del poderoso gremio de pilotos, Pablo Biró, el sindicalista que determina gran parte de la política aérea argentina. Todos, claro está, deberían juntar unos pesos y pagarle un plus de efectividad al financista de toda la operación: el ministro de Economía, Martín Guzmán.

La principal pelea, que modificó el esquema de poder que convivió desde que se estatizó la empresa, en julio de 2008, se da entre La Cámpora y el gremio de pilotos. Biró y Recalde, aliados durante años y defensores de la política de subsidios y monopolio, ya no tienen el diálogo de antes. En una pareja, política en este caso, muchas veces, el dinero no hace a la felicidad, se podría decir.

Toda la pelea por el control de esta situación

La relación se rompió pese a que Aerolíneas Argentinas recibió en 2021 exactamente 63.551 millones de pesos, algo así como 174 millones de pesos por día, según datos oficiales del Ministerio de Economía. Íntimamente, Biró considera que La Cámpora ya no es el pasaporte que le asegure el mercado que pretende. Eduardo Feinamnn afirma lo siguiente: «El líder sindical lucha por un monopolio de la empresa estatal y la desaparición de toda la competencia.» 

Por caso, entre Flybondi y Jetsmart ya tienen el 25% del mercado con muchos, pero muchos aviones menos que Aerolíneas. De hecho, pone el ejemplo de Flybondi: con cuatro aviones tiene el 17% del total de los pasajeros de los vuelos internos. Cada nueva aeronave le significa alrededor de 2 o tres puntos de mercado. Esa productividad preocupa a todos.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar