Buscanos en las redes

Espectáculos

Harry Styles y Bad Bunny dos de los artistas más disruptivos de la época

En el 2022 los artistas masculinos impulsan a romper las reglas de género

Compartir en redes

Publicado

el

«Los niños no lloran, ni mucho menos se ponen vestidos», esta es una frase que muchos de nosotros por no decir todos hemos escuchado en algún momento y es que esto ha sido una norma hasta ahora. Pues en la época de la salud psicológica, el derribo de la masculinidad tóxica y la fluidez de género, era únicamente cuestión de tiempo que les llegase el momento de brillar a los vestidos y a todos los prejuicios vinculados a ellos tanto en hombres como en mujeres. Y sí, es cierto: la conjetura no es nueva, muchos artistas lo han hecho antes que llegara Harry Styles o Bad Bunny; sin embargo, el mainstream asociado al gesto, sí.

De esta manera, aunque los vestidos masculinos se convirtieron en noticia de la mano de Harry Styles para Vogue Estados Unidos en el último mes del año de 2020 una vez que el vocalista apareció ataviado con un look firmado por Gucci, el vocalista del Reino Unido se ha convertido en una figura disruptiva, sin embargo, no pionero. Antes de que el intérprete británico realizará esta portada, otras figuras como Kurt Cobain, Freddie Mercury o David Bowie ya habían allanado el lote con apuestas que en su día resultaron tan provocadoras como memorables.

No obstante, lo que sí implicó el gesto de Harry Styles, ha sido la reiteración de una reivindicación que se olvida bastante constantemente y que, por fin en 2022, parece dedicada al mainstream por una vez, en el buen sentido del vocablo. Es decir, a lo que nos referimos con esto es esa que defiende que la ropa es solo ropa y que solo lo que importa es disfrutarla, sin importar ser hombre o mujer para usarla. De esta forma, el intérprete y compositor del Reino Unido lleva divirtiéndose con la moda desde hace bastante tiempo, experimentando con todas sus apariciones públicas, como además lo hicieron otras figuras en los últimos tiempos.

De Bad Bunny, a Kid Cudi, varios fueron los artistas que han aprovechado su postura privilegiada para reiterar, de nuevo y entre sus millones de admiradores, la independencia de género que brindan las prendas en todo su espectro cuando logramos desproveerlas de todo prejuicio. Un reclamo que, sin embargo, además ha logrado calar al otro lado de la charla, con las firmas de primer grado tendiendo la mano a los hombres para vender sus vestidos. Esta vez de verdad y alejándose de la anécdota, convirtiéndose en un verdadero movimiento impulsado por estos artistas.

Sin embargo, es importante reiterar que es esto no es la primera ocasión que pasa; no podemos obviar ni dejar completamente de lado el trabajo de diseñadores como Jean Paul Gaultier o inclusive Palomo Spain. No obstante en el camino hacia la fluidez de género y libertad al vestir resaltan las propuestas de las últimas temporadas de firmas como Fendi o Burberry y, de manera más presente, la última campaña del francés, Jacquemus, que hoy mismo sorprendía con un editorial en el cual el vocalista Bad Bunny así como hizo el intérprete británico hace un par de años posaba con un vestido, no obstante, el puertorriqueño ejercía de modelo como para su recolección femenil, como para la varonil.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar