Buscanos en las redes

Series

De esto se avergonzaba Margaret Qualley la protagonista de Las cosas por limpiar

La protagonista de la miniserie más vista de Netflix contó cuál había sido su desacuerdo con el director Quentin Tarantino

Compartir en redes

Publicado

el

Margaret Qualley es la actriz que le da vida a Alex, la madre joven que protagoniza Las cosas por limpiar, miniserie que ha ganado una enorme popularidad desde su estreno el viernes primero de octubre, consiguiendo desde su primer fin de semana en la plataforma entrar en el top 10 e incluso en el top 3 de los diferentes países en los que el grande rojo del streaming tiene presencia. Sin embargo, a pesar de ser el primer papel protagónico de Margaret Qualley con esta popular miniserie, la actriz ya cuenta con recorrido en la industria, debido a que para la galardonada cinta Once Upon a Time in Hollywood hizo el papel de Pussycat, dirigida por Quentin Tarantino, en la cual admitió que tuvo un inconveniente a la hora de grabar.

Antes de hablar acerca de cuál fue el inconveniente que tuvo Margaret Qualley, hablemos un poco acerca de la vida de la actriz, nació el 23 de octubre del año 1994, por lo que el próximo sábado cumplirá 27 años. Es un hecho que la actriz cuenta con un enorme talento, debido a que ya ha sorprendido a la crítica antes de Las cosas por limpiar, con su actuación para el papel de Jill Garvey en la serie de HBO The Leftovers. Además de ser actriz, su sueño desde muy pequeña era ser bailarina y estuvo luchando por ello hasta los casi 17 años que cambio el baile por la actuación y para pagarse los estudios de interpretación, trabajo de modelo.

Antes de su popular papel protagónico en Las cosas por limpiar, los espectadores la pudieron ver en la famosa cinta de Once Upon a Time in Hollywood, en la cual fue sabido que la actriz tuvo un momento bastante incómodo a la hora de grabar, debido a la actriz no deseaba que le grabaron una parte del cuerpo en específico, sin embargo Tarantino, el director insistió en que debía ser de aquella manera. La actriz reveló que al momento de grabar, ella no deseaba que se le grabaran los pies debido a que le daba vergüenza, sin embargo el director insistió en que debía ser así, es un hecho bien conocido que el reconocido director tiene cierta fijación por esa parte del cuerpo.

El motivo por el que le incomodaba que sus pies fueran a salir en la gran pantalla, tenía que ver con el hecho de que la actriz desde muy pequeña, hasta ya bastante mayor fue bailarina, y por esa razón sus pies fueron muy maltratados y por ese motivo no le gustaría que se viera en la pantalla. «Cuando Quentin sugirió que pusiera mis pies de esa manera en el auto, le dije: ‘¿En serio? ¡Míralos! Mis dedos están uno encima del otro, ¿no prefieres hacer un close-up de mi codo?’», le comentó la actriz a Jimmy Kimmel en su programa, pero a pesar de la resistencia y de las objeciones, el director no cambio de opinión.

El actor que ayudo a que Margaret decidiera finalmente ceder para mostrar sus pies fue la estrella Brad Pitt, quien habló con la actriz comentándole que sus pies estaban bien, consiguiendo que a pesar de que ella no pensaba eso, permitiera que la escena fuera grabada, “Quentin, Brad y yo tuvimos un largo debate sobre el asunto. Ellos me decían que no pasaba nada, que mis pies estaban bien, y yo contestaba que no, miren lo mal que están. Soy consciente de que tiendo a infravalorarme bastante habitualmente, pero estoy del todo convencida de que estos pies no son bonitos. Ya sé que me critico mucho, pero no es el caso”, explicó la actriz.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar