Buscanos en las redes

Series

Impacto: Alerta de spoiler. Todo sobre el primer capítulo de Rebelde de Netflix

La nueva versión de Rebelde llega con un episodio piloto donde se presenta a una nueva generación lista para dominar el Elite Way School

Compartir en redes

Publicado

el

La nostalgia está de moda. Netflix lo sabe muy bien y con esto en mente, la nueva versión de Rebelde apela a los elementos exactos que harán que, quienes crecieron con las producciones argentina y mexicana, revivan los mejores recuerdos de su infancia o adolescencia. Sin embargo, desde el primer capítulo se sientan las bases para darnos a conocer que este es un Elite Way School completamente diferente al de principios de los años tempranos del nuevo milenio. El capítulo uno de Rebelde arranca de lleno mostrando el nudo de la historia: El internado más prestigioso de América Latina se ha convertido en semillero de talentos musicales tras el éxito global que tuvieron sus antiguos alumnos como miembros de la agrupación RBD.

Incluso hay una vitrina ‘de honor’ dedicada a rendir tributo a Mía Colucci, Roberta Pardo, Guadalupe Fernández, Diego Bustamante, Miguel Arango y Giovanni Méndez, un guiño claramente dedicado a la amplia legión de fans que el sexteto cultivó en México, Brasil y España. Aquí no hay campamento de verano previo al inicio de clases. Los alumnos llegan para sumergirse de inmediato en la vida escolar del EWS y se nos presenta uno a uno a los jóvenes que toman la estafeta de una nueva generación de rebeldes. Jana Cohen, Azul Guaita; es hija de Pilar Gandía, el personaje que fungió como hija del director de la escuela en la adaptación mexicana.

A diferencia de su madre, Jana goza de una gran popularidad, ha forjado una joven carrera como cantante en redes sociales. Luka Colucci, Franco Masini; es hijo de Marcelo Colucci, un importante empresario que desea ver a su hijo siguiendo su camino, sin embargo, su voluntad se verá frustrada ante la profunda inclinación artística de Luka, quien esconde su inseguridad y soledad detrás de una fachada ‘bully’. Después viene el turno de Esteban Torres, Sergio Mayer Mori; un estudiante apasionado de la música que logra ingresar a la prestigiosa institución gracias a una beca. 

Deben ganarse un lugar en el programa de talentos

Tras la introducción de los personajes, se plantea cuál será la motivación de cada uno de nuestros protagonistas dotados de talento nato: Ganar un lugar en el programa de excelencia musical que surgió luego de que el EWS fungiera como cuna de RBD hace varios años. Para lograrlo, los jóvenes deberán rendir una audición y contar con un excelente desempeño escolar. Lo que comienza como un intento de burla, termina con una muestra de la agudeza musical de cada uno de los jóvenes, hecho que no cae muy bien a los integrantes de la Logia.

El episodio concluye haciéndonos saber que la Logia, ese grupo secreto que se dedicaba a perseguir y agredir a los alumnos becados, está de regreso, sin embargo, con una determinación diferente, pues en el primer día de los nuevos alumnos, ponen en marcha una ‘novatada’ en la que ridiculizan a quienes desean ingresar al programa de excelencia musical. De paso, se nos obsequia otro guiño a la anterior versión de la historia, pues la broma consiste en hacer que Jana, Luka, Esteban, Dixon, Andi y MJ, interpreten la popular canción Rebelde.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar