Buscanos en las redes

Series

Escalofriante momento: Un enemigo renovado surge en el capítulo 5 de Estamos muertos

Ahora tienen un enemigo mucho más fuerte y que no puede morir fácilmente

Compartir en redes

Publicado

el

En este nuevo capítulo de Estamos muertos, famosa serie coreana de zombies de Netflix, en la escuela, Gwi-nam sigue corriendo detrás de Cheong-san, quien entra en la biblioteca escolar infestada de zombies y ambos pelean entre discusiones ya que no quería entregarle el celular, donde tenía la evidencia de que había matado al director de forma fría con un cuchillo; lo que hace que Cheong-san logre cegar a Gwi-nam en el ojo izquierdo, antes de que lo termine de ahorcar ya que estaban uno encima del otro y lo arroje a la horda de zombies, que rodea y devora a Gwi-nam, mordiéndolo en todas partes, quien usa su último aliento para jurar venganza contra Cheong-san, quien escapa de la biblioteca en medio del ataque.

En la ciudad, Park Hee Soo llega a un restaurante y deja a su bebita protegida con varias sillas y se ata a si misma a la puerta ya que había sido mordida al intentar escapar de los zombies y lo hacia para ni matar a su niña. En la sala de transmisión, tanto Joon-yeong como Su-hyeok se ofrecen como voluntarios para ir al laboratorio de ciencias a recuperar un dron volador ya que así podrían usarlo para buscar a Cheong-san y saber si estaba bien. Todos sabían que estaba vivo pero también tenían serias dudas al respecto. Más tarde lo operan y van observando lo poco intacto que queda de la escuela, lo cual era una triste realidad porque les sería más difícil salir de ese lugar. Se alivian cuando encuentran a Cheong-san escondido en una sala de música pero deciden explorar a fondo fuera de la escuela para saber si había algún adulto que pudiera ayudarlos. Cuando el dron se envía fuera de la escuela, los estudiantes están angustiados al ver la destrucción y Ji-min tiene el corazón roto al ver a sus padres muertos en la camioneta de la familia, sintiéndose culpable por haberlos tratado mal hace casi 2 días.

Mientras tanto, los sobrevivientes del baño, Jun-seong, Mi-jin, Min-jae y Ha-ri, salen del baño, luego de mucha dificultad ya que no era fácil con tantos zombies alreedor, que se alertaban ante cualquier sonido inusual y entran a la enfermería de la escuela, donde se esconden brevemente y arman un plan para poder llegar al centro de entrenamiento de tiro con arco de la escuela, donde pueden use un teléfono de emergencia para pedir ayuda. En eso, Min Eun Ji se arregla para no estar tan sucia e ir caminando tranquilamente por la escuela. Al estar infectada, los zombies no le hacían daño porque creían que era uno de ellos. Se sentía más tranquila y más libre del yugo de los hombres que la habían grabado semi desnuda pero en eso, entra a otro salón y ve que hay un profesor aún vivo, el mismo que se había negado a ayudarla antes cuando sufría de abusos y le dijo que seguramente había hecho algo para merecerlo.

Revivió y ahora busca venganza contra quien lo dejó a su suerte

Ella lo ignora unos momentos y va hacia la pecera para comerse al pez ya que tenía hambre pero el profesor la apuñala por la espalda. Min Eun Ji se voltea y lo ataca, mordiendo su cuello para luego ir a su estómago e irse comiendo sus intestinos y demás para así saciar su hambre. En esta escena de Estamos muertos, en el mundo exterior, mientras intentan ir al instituto Hyosan, Song Jae Il y Ho-chul buscan refugio en un restaurante de pollo frito, que casualmente pertenece a la madre de Cheong-san; aunque ella ya está muerta y ya es un zombie, buscando más víctimas para comer y transformar, donde encuentran a una estudiante de Hyosan, llamada Park Hee Soo, que está infectada y atada en la puerta, con la bebé recién nacida y colocada de forma segura en un banco lejano. Song Jae Il toma al bebé y también sale de nuevo porque escucha a una niña pedir ayuda, llegando a tiempo para salvarla y meterla en el restaurante también. Tenían que llegar al instituto y buscar la laptop del profesor Lee Byung Chan para encontrar la cura del virus Jonas.

Por simpatía y queriendo salvarla, Song Jae Il alimenta a la bebé hambrienta con un poco de leche y lo cuida a pesar de la objeción de Ho-chul. Buscaron una moto afuera para poder irse de ahí pero antes, toman varias revistas gruesas y se envuelven los cuerpos con ellas para evitar las mordidas de los zombies. Hace lo mismo con la niña y logran salir, antes de que los zombies los escuchen en la ruidosa moto. Simultáneamente, Nam So Ju y los demás llegan a una zona de cuarentena militar, donde los sobrevivientes evacuados se mantienen seguros y en cuarentena pero debían pasar por una desintoxicación. Él solo quería salir y buscar a su hija en el instituto Hyosan. Al final del episodio de Estamos muertos, se revela que Gwi-nam sobrevivió a la mordedura pero en un estado medio zombificado y se siente impulsado por la venganza contra Cheong-san.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar