Buscanos en las redes

Series

Madoff, el monstruo de Wall Street: la mayor piramidal de la historia llega a Netflix

Esta docuserie narra el ascenso y la caída de Bernie Madoff, el autor de una de las estafas financieras más grandes en la historia de Wall Street.

Compartir en redes

Publicado

el

La piramidal de Adhemar sería solo un vuelto para el protagonista de la flamante serie de Netflix, “Bernie Madoff: el monstruo de Wall Street”. Hablamos de una estafa de $64.800 millones de dólares, un número parecido al préstamo del FMI al gobierno del ex presidente Mauricio Macri y que multiplica por 180 el monto de la piramidal de Adhemar. Sin intenciones de marear con números, vamos a analizar por qué este nuevo lanzamiento de Netflix resulta atrapante para el público no especializado en finanzas.

La respuesta es que se trata de una historia de codicia, un tipo de narrativa que viene teniendo gran appeal en muchas docuseries y películas de esta plataforma. Para muchos, resulta hipnótico seguir el arquetípico camino del antihéroe, esto es, el auge y luego la caída. Si bien, esta clase de producciones tiene larga data en el cine, la película “El lobo de Wall Street” de Martin Scorcese, llevó al mainstream toda historia de acumulación de fortuna fraudulenta y posterior caída. En ese sentido, los casos no parecen acabar nunca, pero resulta ineludible siempre remitirnos a la piramidal más grande de la historia forjada por Bernie Madoff.

En cuanto a los aspectos técnicos y narrativos, nos encontramos ante una miniserie típica en su estructura y realización al estilo Netflix. Se trata de rápidamente lograr la atención del público subrayando la magnitud de la locura del caso en cuestión. Haciendo uso de actores para simplemente visualizar a los personajes del caso sin diálogo, le ponemos cara a los participantes, una forma más eficiente que utilizando una foto real o imagen de archivo. Otra característica típica de las docuseries de esta plataforma es ir y venir en la línea temporal. De esta manera, se corta un poco el tedio de contar una historia de “pe a pa” y se da un equilibrio al mantener el interés en la interrogante subconsciente: “¿cómo llegamos a esto?”

Si bien existen otras producciones sobre la historia de Madoff, como es el caso de la película “The Wizard of Lies” de 2017, protagonizada por Robert De Niro; resulta muy interesante en la serie de Netflix el análisis profundo de los inicios del estafador financiero. Vemos que se trata de una conducta construida de a pasos, a Madoff le dejaron pasar muchas infracciones y delitos por su prestigio. A diferencia del caso del Lobo de Wall Street, Madoff era un tipo serio, innovador en las nuevas técnicas de trading, presidente del Nasqad y, por sobre todo, un respetado hombre de familia. Ese es el eje de la intriga, cómo alguien tan respetado puede mentir y estafar a tantas personas por tantos años, y la frialdad con la que lograba este y otros cometidos.

Parte de la interrogante se debe atribuir a lo modesto de los resultados que prometía (alrededor de un 9% anual) y a que encabezaba un próspero negocio bursátil legal, separado de la estafa piramidal en cuestión. Por citar un contraste interesante, nuestro Madoff argentino, Edgar Adhemar Bacchiani, prometía un rendimiento de hasta 20% mensual en dólares.

Y la historia se repite aquí y en la China y nos atrapa una y otra vez, la montaña rusa, mejor dicho, la ruleta rusa, en la que nos embarcan este tipo de encantadores parásitos como Madoff y Adhemar. Cerramos recomendando no embarcarnos en “inversiones” que aseguran rendimiento sin contar con fundamentos sólidos y disfrutar de esta llamativa miniserie.

Compartir en redes
Continuar leyendo...

Copyright © 2021 - diario24.ar