Buscanos en las redes

Series

«The Office» vuelve a Netflix: La sitcom que se ríe de la cultura corporativa

Este 2023, se cumple una década desde que esta producción llegó a su fin y, lejos de caer en el olvido, esta verdadera serie de culto se revitaliza al ser incorporada nuevamente al catálogo de la popular plataforma Netflix.

Compartir en redes

Publicado

el

The Office, versión estadounidense, forma parte del selecto club de remakes televisivos que logran superar a los proyectos originales en los que se basan. El proyecto original, The Office británico, es una creación del escandaloso humorista e “infame” conductor de los Golde Globes, Ricky Gervais.

Si bien se la puede catalogar como una “sitcom”, definitivamente va más allá.  Vamos a analizar los elementos que hacen a The Office una comedia que parece eterna, ya sea por la perdurabilidad de su humor, su alcance casi universal y la fidelidad de su audiencia.

Se trata de un “falso reality” donde se siguen a los trabajadores de la sucursal de Dunder Mifflin, una empresa que vende papel para oficinas situada en Scraton, Pensilvania, una ciudad mediana y que no parece tener ningún atractivo o singularidad. Sí, un reality de oficinistas de una empresa que vende resmas de papel en una ciudad NN de USA no parece tener ningún atractivo y sonará como una propuesta monótona.

Los empleados de «The Office» toman un curso de RCP

Precisamente ese es el atractivo, en ese contexto tan gris, las locuras que inventan los trabajadores -sobre todo su gerente- para salir de esa monotonía, es la premisa donde brilla lo bizarro y alocado de cada situación “fuera de lo normal”.

Otro “punch” que hace que el público adopte esta serie “de cajón”, es la identificación de la audiencia. Todo aquel que experimentó trabajos administrativos de oficina, entiende lo desesperantemente aburrida y larga que se puede volver la jornada laboral, y cómo en diversos casos las empresas o jefes toman la iniciativa de crear actividades o eventos para incentivar a los empleados; logrando casi siempre el resultado contrario.

El punto es que desde las “pequeñas” bromas que se hacen entre empleados, hasta las perspectivas más profundas como la fusión y venta de las empresas, las crisis financieras y, por sobre todo, la casi constante amenaza de recortes de personal, llevan a la audiencia a una metacomprensión del universo de la cultura corporativa.

En The Office, lucha la concepción de que cada persona es especial, tiene sueños, sentimientos y defectos, contra la percepción de cada empleado como un número, o como un costo. La misma sucursal entera de Scraton, en ocasiones se ve como dispensable por los “dioses” que dirigen globalmente a la empresa, que luego son encarnados por personas comunes que toman decisiones banales desde un poder que parece completamente aleatorio y artificial.

Volviendo a la realidad del día a día de una oficina, las bromas físicas, “pranks” entre los empleados, actividades y reuniones propuestas por la gerencia también tienen una pegada impecable. Parece que cualquier cosa que interrumpa el “normal” funcionamiento de una oficina común es oro para la psiquis de los personajes y como recurso humorístico para la audiencia.

El creador de la serie The Office, Ricky Gervais, siendo host en los Golde Globes es una muestra de su estílo de humor negro y sin filtro, del cuál se condimenta toda la serie.

Otro punto a favor, y el favorito de mucha audiencia es lo que caracteriza a su creador Rick Gervais, esto es, un humor negro sin filtro. Muchos comentarios y bromas de oficina, e inclusive directivas de la sucursal simplemente parece no tener límites. Aquí las cosas se dicen como salen, y mientras más tacto se intenta tener sobre delicados tópicos como el racismo, la sexualidad y el manejo de la intimidad, el resultado parece ser más escandaloso.

Por todo esto y, aprovechando este “relanzamiento” en la plataforma más popular en el país, recomendamos disfrutar de esta serie desde cualquier capítulo, ya que la continuidad no parece afectar el resultado final, que es la risa, el entretenimiento y la reflexión sobre la cultura laboral posmoderna y globalizada.

Compartir en redes

Copyright © 2021 - diario24.ar